Skip links

CAMINAR PRESENTE (CAP. 26)

Sentarme en silencio a preguntarme como estoy tiene muchas respuestas. Desde ahí puedo ver mi humanidad, mis miedos, mi tristeza si la hay, mi dolor; pero también puedo sentir mi presencia, mis sueños y el amor de mi corazón que todo lo puede.

La física cuántica nos habla de que todo aquello que es observado puede ser transformado, si observo como estoy, como me siento, puedo cambiar el rumbo de mis pasos y transformar mi futuro, puede abrirse un mundo de posibilidades delante de mi.
Si me estanco en mi pasado, si solo busco resolver en él; si tengo ansía por mi futuro, si solo me enfoco en crear uno mejor… me pierdo el presente que es el único lugar en el que vivo realmente, el silencio de un hoy que me regala la paz si observo, el lugar donde puedo resolver sin buscar, el lugar donde puedo ser libre para caminar hacia aquello que prefiero sin dejar de Ser Aquí y Ahora, el único lugar donde puedo mantenerme en mi centro, en equilibrio y en armonía aunque la vida esté en contínuo movimiento; y es que no tenemos otra cosa, solo presente, solo vivimos ahora, aunque sí podemos hacerlo en atención plena para no perdernos de nosotros mismos.

Es cierto que el pasado puede pesar y mucho, tenemos presentes muy cargados de pasado y ello nos genera mucho miedo al futuro. Tenemos creencias limitantes que tirar, heridas en el corazón que sanar, emociones reprimidas que integrar, dolores incrustados en el cuerpo que liberar, nudos energéticos que desbloquear, un transgeneracional a nuestras espaldas e incluso un más allá que carga nuestras mochilas; y para soltarlo todo es necesario pararse a sentir y no es algo cómodo, pero es más incómodo vivir toda la vida sufriendo por miedo a sufrir, porque si no vamos resolviendo el pasado no deja de estar presente y el futuro está cada vez más limitado porque nos vamos retraumatizando, además de que es la mejor herencia que podemos dejar a nuestros hijos.
Eso sí, poco a poco, no hay nada más frustrante que la prisa, creo que se trata simplemente de introducir la práctica de la observación en la cotidianidad de la vida; igual que como, duermo y me ducho, me observo y veo que hay por ahí dentro y me voy regulando.

Así que me pregunto ¿Como estoy? ¿Como me siento? ¿Qué puedo observar hoy? Hoy veo que aunque ya no me siento dual, porque puedo observar todo el paisaje, siento tres cosas distintas; desde mi parte más material, más humana, siento gratitud y aceptación plena por la vida, amo la vida, pero no me siento satisfecha con varios aspectos de mi vida, la honestidad con uno mismo es importante en la contemplación; desde mi alma siento cierta decepción porque hay un estancamiento en mis experiencias; desde lo más profundo de mi y en mi corazón hay una gran sonrisa como siempre y eso me dice mucho, me dice que todo va bien, que sigo Viva, lo cual significa para mi estar con todos mis sentidos alerta, consciente, presente y en conexión.

En mi humanidad y en esa insatisfacción de mi alma me pregunto de nuevo ¿Hay algo que yo pueda hacer para sentirme mejor? ¿Qué experiencias deseo para mi? Me escucho y me enfoco en las cosas que dependen de mi y dejo de preocuparme por las que no. En el Silencio puedo cambiar preocupaciones por soluciones.
Yo trabajo en el amor propio para ofrecer siempre lo mejor de mi, que llegue alguien a mi vida no depende de mi, ahí suelto. Yo escribo, me hace feliz hacerlo, que me lean no depende de mi, ahí suelto. Si quiero mejorar mi salud, perder peso en mi caso, sí depende de mi escuchar a mi cuerpo, él sabe, y aunque a veces no solo es cuestión de la alimentación y del ejercicio, sí es importante cuidar esa parte y es mi responsabilidad. También depende de mi ser responsable de mi economía sea cual sea hoy.

Los pasos que di ayer son los que construyeron el camino de hoy, así que es importante seguir caminando consciente de mis pasos hoy porque serán los que construyan el camino de mañana; como dice el poeta «Caminante no hay camino, se hace camino al andar»… pero sobre todo es importante caminar en presencia para Vivirlos.

Foto de James Wheeler en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.