Skip links

LA FUERZA VITAL (CAP. 15)

En esta semana estamos trabajando en ‘Nuestro Camino Interior’ con la fuerza de la niña creadora.

Ayer viví un encadenamiento de sucesos que sentí que me iban restando fuerza uno tras otro, fue como si me diesen bofetadas por todas partes sin poder reponerme, me sentí aplastada, negativa, volví a sentir miedo a vivir y el futuro lo veía negro. Recuerdo haber planeado hacer una cena rica y saludable, pero fue llegar a mi casa y pegarme un atracón insano y elegido, sintiendo que era porque después de todos los sucesos desastrosos del día, de los cuales no me sentía merecedora, merecía comer pizza y dulces aunque me sentasen mal, no logré entenderlo, lo que sí se es que además de fuerza, perdí mi poder personal a causa del orgullo.

Me acabo de despertar y he soñado que un toro se tiraba por la ventana de la casa donde vivía siendo niña, tampoco entiendo el significado pero se que el toro simboliza el poder, la fuerza y la pasión, así que me hago una ligera idea, sobre todo porque me he levantado con dolor de estómago y este nos habla de no digerir aquello que vivimos, de estrés, de ansiedad y de irritabilidad y mal genio, y por supuesto también de la cena insana.
En el sueño además había algo que me ha llamado la atención, yo miraba como el toro, muy alterado, se tiraba como queriendo huir de algo y me sentía fría, como si me diese igual, como si no me afectase, el orgullo me inundaba por completo. Curioso, muy curioso…

¿Cambié la fuerza por orgullo? Tiene todo el sentido del mundo. Lo que no se es como conectar a la niña con todo esto porque yo diría que el orgullo se instaló en mi etapa adolescente ¿Que es necesario desvincular el orgullo de la niña porque la niña no tiene orgullo y le resta fuerza? Justo lo que estaba diciendo, pero no sé cómo ligar todo esto, me lo dejo sentir…

Lo que sí me queda claro en todo esto es que la Fuerza está referida a la fuerza de vivir, a la pasión por la vida, a la alegría de vivir y de niña también la había perdido, la cambié por la tristeza a los siete años, justo en el cambio de etapa; si sumamos la tristeza de la primera etapa, con el orgullo de la segunda menuda bomba, la depresión y las relaciones tóxicas están aseguradas como poco, además yo llevaba una gran carga de culpa que tras mi despertar espiritual se intensificó, acrecentando el orgullo y acumulando también rabia por la repetición de patrones a causa de la retraumatización, lo cual provocó que la enfocase hacia mí misma porque la culpa busca castigo sobre todo de la mano de la rabia. Ahora entiendo mi resistencia a la insulina y el déficit y exceso de globulinas de mi hígado.
Tere me dijo que para regular la insulina me iría bien hacer ejercicio físico de fuerza; por otro lado las globulinas tienen que ver con la rabia del hígado pero también con la falta de alegría, porque son proteínas de la sangre, y a su vez con el sistema inmune, estoy convencida de que esto tiene que ver con las enfermedades autoinmunes que son ‘en las que yo me ataco a mí misma’, también con el riñón que me habla de estrés y miedos.

Con lo que me dijo Tere entendí la Vigorexia, que es la adicción al deporte, justamente el otro día un amigo culturista me dijo que él sabía que el gimnasio y las pesas eran su adicción.

Me acabo de perder y no sé cómo explicarlo bien, pero interiormente lo he entendido, lo que no se es como rescatar a la niña de todo esto. ¿Que qué sentí ayer cuando se dieron los sucesos y le pregunté a la niña cómo podía ayudarme a salir de ahí? no lo recuerdo bien, solo me acuerdo que ella quería que convirtiésemos la situación en un juego divertido y yo le dije que no me apetecía, desde el poso del Ego correspondiente al eneatipo 4 ‘El individualista’ que descentrado puede ser muy víctima, que mañana, entonces ella me dijo algo así como: «¿Qué es mañana? yo no sé qué es mañana, solo se que es ahora, vamos a jugar»; después de eso sentí que cuando murió mi abuela el tiempo se paró para ella de algún modo, se quedó instalada en ese ahora, aunque ese duelo ya está resuelto por eso puedo sentirla más, pero creo que lo voy a dejar aquí porque cada vez entiendo menos. ¿Que me ponga el ‘Gayatri Mantra’ para que me aporte claridad? Me estoy empezando a cabrear, está insistencia me pone de mala leche, necesito que mi cabeza pare de hablar, me desgasta todo esto. ¿Que ahí está el Quid de la cuestión? ¿Porqué no me dices las cosas claras en lugar de volverme loca? ¿Que qué acabo de sentir? Una enorme necesidad de tener sexo… ¿Que es para huir del dolor que estaba sintiendo? Tiene todo el sentido del mundo porque a través de él puedo obtener energía vital además, fuerza vital, pero sigo sin entender nada ¿Me puedes dejar en paz seas quien seas? Ahora me siento aún más loca y más desgastada.

¿Me estás diciendo que la falta de fuerza vital es la que nos lleva a las adicciones? Vale. Pero ¿cómo desentierro a la niña de todo esto? aunque ahora que pienso ayer la sentí libre y fui yo quien frenó su fuerza… ¿Que me estoy obsesionando? Cierto. ¿Falta de fuerza, obsesión, adicción? Vale, pero sigo perdida. ¿Porqué no me lo explicas con claridad? ¿Que es mejor si lo siento? vale. Pues me estoy sintiendo una basura por no decir una ‘m’. ¿Que de eso se trata? No lo pillo. ¿Sabes? me estoy empezando a cansar y estoy empezando a sentir que paso de todo… vale, lo pillo pero no lo pillo, ‘el paso de todo’ lo conecto con el cansancio, la hartura y con ese orgullo del sueño, pero no hilo nada, estoy perdida. Estoy muy agotada con todo esto, ahora si que no tengo fuerza, desgaste total, solo me apetece cerrar los ojos y dormirme porque se me está rayando demasiado la cabeza.
Todo esto es lo que hace que una persona se duerma de sí misma ¿verdad? La verdad es que ahora mismo me siento sin fuerzas y sin ganas de vivir.

Una pregunta ¿Quién eres? TU FUERZA. Vale, nada más que decir, ahora lo entendí todo, gracias.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.