Skip links

‘EL SER’ (CAP. 28)

Nació con la energía de su nombre ‘El Ser’, y sin duda ha sido él siempre; también significa ‘Fuerza de Dios’ y yo la veo en sus ojos. Solo tiene 16 años pero es auténtico desde que vino a este mundo. Es hijo de una Maestra Ascendida y un Ángel, yo lo se aunque tal vez ellos no sean conscientes de ello, son una familia increíble.

Nos hemos visto poco pero siempre me ha preguntado cosas desde que era muy pequeño, y ayer lo vi y estuvimos hablando y haciendo prácticas de Yoga Orgánico fusionado con Integración Emocional y otras técnicas.
Me dijo que lo que más le preocupaba era no poder controlar su ira cuando se desataba; su potencia física es muy grande y a veces estalla inevitablemente por cúmulo de energía, así que trabajamos con ello.
El otro día hablamos del orgullo en las rodillas porque tenía un punto de dolor en una, y ayer le enseñé autocoaching y al autoconectar con su hígado, que es el órgano asociado a la ira, para ver cómo lo percibía, me dijo que estaba totalmente en paz y que lo llevaba a visualizar la rodilla de la que estuvimos hablando, me pareció alucinante la verdad. Su hígado está totalmente sano por muchas cosas, por su edad, por su fortaleza física y porque hasta que un órgano se ve afectado, el cuerpo nos indica dónde alojamos las emociones de muchas otras formas y una de ella son los músculos; la ira tiene mucho que ver con las tensiones musculares porque es una reacción que suele nacer de la impotencia; según la Medicina China las contracturas son impotencia acumulada que se traduce en rabia.

También hicimos un ejercicio para ver desde donde ejercía la fuerza de su cuerpo al hacer presión con los pies en el suelo y así ver si habían tensiones; al presionar con el pie derecho la fuerza iniciaba en la nuca y con el izquierdo iniciaba en el cuello, tensaba inconscientemente todo el cuerpo en lugar de presionar solo desde los pies, así que trabajamos la distensión y pudo notar la diferencia al volver a hacer las presiones. Pudo darse cuenta por sí mismo de que podemos disolver nuestras tensiones y de que además de reducir muchísimo el desgaste energético y físico del cuerpo, podemos eliminar ese cúmulo de rabia al relajarlo, también pudo observar que el cuerpo puede funcionar con muchísimo menos esfuerzo si somos más conscientes, como siempre dice Tere, y con ello aprovechar y potenciar nuestras capacidades corporales y energéticas.
En cuanto al orgullo, le comenté que era importante que viese que emociones estaban ocultas en él para integrarlas, el hígado, al enfocar en la rodilla, le estaba diciendo que era fundamental trabajar el cúmulo de orgullo instalado en ella.

Ser, gracias por esta experiencia tan maravillosa y tan reveladora que me sigue confirmando todas las cosas en las que creo.

Foto de Cris Martín

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.