Skip links

LA ESCUCHA ACTIVA DEL CORAZÓN (CAP. 30)

La escucha activa del corazón implica tanto la de los demás como la del tuyo propio.

Cuando ponemos la intención en escuchar activamente, podemos contemplar como la sinergia de la vida se pone en marcha y obra milagros, poniendo en nuestro camino de forma automática aquellas personas que encajan en nuestro puzzle vital mágicamente.

Muchas veces estamos divididos aunque no seamos conscientes; nuestro yo adulto y presente convive con las heridas del niño interno y del adolescente que no pudo crecer o integrar aquello importante para desarrollar su mejor versión como persona, y con esa parte que habita nuestra sombra y que realmente no es más que nuestro animal interno lleno de miedo que nos sabotea por el simple hecho de luchar por sobrevivir.

Cuando caminas desde la consciencia con una intención expandida, la red de la vida hace posible que los encuentros que se dan sean una posibilidad para ambas personas de sanar todas esas partes entre ambos porque todo cuadra a la perfección. Yo doy el valor que tu niño necesita y tú das atención a mi niña ignorada; nuestros adolescentes, esos que no vivieron a su tiempo un amor del bueno, viven ese momento loco y maravilloso que todos necesitamos para confiar en el amor; tu parte escondida en la sombra, esa que te autodestruye, sale de la oscuridad para darse cuenta de que el autocuidado es importante y la mía suelta la desconfianza y comienza a confiar; y nuestros adultos sueltan el pesimismo y las expectativas y viven un presente lleno de Ahora porque son conscientes de que no existe nada más. Y así todas y cada una de las relaciones, la ley de la atracción es algo que va más allá de todo lo aparente, los encuentros funcionan por frecuencia vibratoria y los pactos del alma están contemplados en nuestro plan prenatal.

Así es como funciona, para mí, la magia de la vida aunque a veces no sea fácil de entender porque vivimos presentes cargados de pasado y con mucho miedo a la incertidumbre del futuro. Todas esas cargas y miedos inconscientes, cada vez más manifiestos, dificultan mucho las relaciones, porque todo se mezcla inevitablemente y puede ser muy confuso y/o contradictorio.

Vivimos un momento que nos está invitando aceleradamente a darle un giro a todo para ver lo que realmente es importante para el corazón y el alma, y comprender nuestros procesos vitales no es fácil si solo estamos enfocados hacia fuera; es tiempo de soltar y de ir hacia dentro, el autoconocimiento llama a nuestras puertas.

Foto de Diva Plavalaguna en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.