Skip links

TINTES (CAP. 6)

Día inspirado aquel 6 de noviembre hace 7 años.

«Amor… ¿Y que es el amor? Pues yo solo puedo describir el que yo siento en mi pecho, un amor hondo, profundo, como esas canciones que te llegan al alma y estrujan todos tus sentidos… con aroma, con sabor, como el buen café… bonito, como la sonrisa de los niños… que llena mi corazón y lo desborda a borbotones. Que maravilloso sentirlo desde todos los rincones de mi ser, desde todas las facetas, desde todos sus ángulos, desde todas sus caras, amor tierno, amor romántico, amor apasionado, amor incondicional e ilimitado, sentir con pureza tu capacidad de amar es la mayor de las fortunas, no puede haber riqueza más grande. Hoy lo siento así, por nadie en concreto y por todo y todos, en toda su expresión, AMOR en letras mayúsculas, un amor tan grande que casi asfixia, sería la mejor de las muertes la verdad.
¡Que bonito es el amor!!! ¿Verdad mosqueteros?»

«Luz en la ventana, las manchas, que tan solo son las huellas de una fina lluvia otoñal, desaparecen al mirar tras los cristales, tan solo transparencia que me lleva al azul del cielo, de un azul tan indescriptible como su nombre, azul cielo, porque el cielo no puede ponerse en palabras. Blancos que lo surcan a ráfagas imperfectas que lo hacen tan bello como perfecto. Una mariposa estival que no se ha equivocado de estación, errar es tan solo un concepto humano, algo que en realidad no es humano, sino tan solo otro de esos inventos del hombre. Brillo en sus alas, en el azul y en el blanco de las nubes, un brillo tan inmenso como la inmensidad del alma, un alma que realmente es inmensa porque es de todos.»

Tan inspirado y con tintes tan distintos como los distintos momentos de la vida.

Foto de Dids en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.