UNA LOCA FELIZ

DÍA 5/08/2029

Me he equivocado de año, he puesto que hoy es dentro de nueve años, pero lo voy a aprovechar. Hace poco me dijeron que no solo podemos hacer regresiones, sino progresiones, pero no se como se trabajan, pienso que tal vez podemos acceder a la información de como sería nuestra mejor versión del futuro para poder enfocarnos en ella, pero realmente no tengo ni idea jeje. Voy a probar, cierro los ojos y me conecto con mi mejor versión, transmigro en mi dentro de nueve años, es día 5 de agosto como hoy…

Me he sentido feliz, y también he sentido esa sonrisa profunda de lo más elevado de mi alma que siempre me acompaña, creo que no necesito saber más, para mi ese sin duda es el mejor enfoque.

Hoy me voy a Barcelona, estoy deseando ver a mi familia, llevo desde diciembre sin ver a mis hermanos, a mi tatita y a mis niños, y a mis padres no los veo desde antes del confinamiento. Me voy sola esta vez, y siendo honesta lo necesito, quiero mucho a mis hijos, ya lo sabes, pero estos últimos tiempos no están siendo fáciles y desconectar un poco siempre viene bien. Además como le he dicho a mi cuñada, ella es de las pocas personas con las que no me siento sola y me he sentido muy sola últimamente. Y hablando de soledad… estos días estoy viendo un congreso que habla sobre dependencia emocional, se llama «Tu libertad emocional» y lo organiza Romina Cattoni, y hoy justo Idoia Berridi hablaba sobre ella y decía algo muy bonito: «Soledad, la edad del sol, no hay ausencia, tampoco hay carencia, te encuentras a ti, a tu sol interior. La soledad solo se vuelve negativa cuando el encuentro con uno mismo no se da». Yo me encontré a mi misma hace muchos años, y ahí sigo jeje, pero aún hay aspectos por sanar y dependencias que resolver, y es en ellas donde mi soledad pesa todavía, aunque es cierto que cada día estoy mejor en esta soledad elegida de estos últimos dos años.

Ayer vi otra de las ponencias del congreso y me gustó mucho también, me aportó luz en relación a la herida del abandono. Karla Avilés nos habló del «abandono emocional», si un niño lo ha sentido, es fácil que se convierta en un adulto «dependiente ansioso», si no se sintió apoyado, si no se sintió «visto», forjó la creencia de que no era valido, y esto lo llevó a sentir que lo único valido es lo externo a él, y en eso se basará siempre para buscar apoyo. Idoia hoy nos decía que podemos apoyarnos en nosotros mismos, también nos ha hablado de la herida del abandono, ya no somos ese bebé o ese niño, y podemos darnos sostén sin esperarlo de nada ni nadie. También nos ha hablado de algo que me ha parecido importante, en nuestro cerebro tenemos grabada la memoria del inicio de los tiempos, donde la soledad era un peligro, en la prehistoria no pertenecer a una tribu o a un clan era la muerte. Y sin duda, somos seres sociales, pero como ella dice lo bueno es compartir y disfrutar con los demás, pero desde el amor, no desde la dependencia y el miedo. Idoia dice que muchas veces por miedo a la soledad tenemos malas relaciones, y que mucha gente se pregunta como muchas personas soportan relaciones tóxicas, y que es debido a esas heridas, que esas personas no pueden desvincularse tan fácilmente por mucho que sufran por la dependencia inconsciente, y que muchas veces se cuentan películas para justificarlas incluso, lo creo totalmente, he vivido algo muy reciente además al respecto.

Conocí a Ans hace un mes, hemos estado hablando solo como amigos, aunque había deseo de conocernos en persona, él lo mostraba más que yo por eso. No nos hemos podido ver porque estaba en la playa y ahora que ha venido me voy yo, así que solo hemos hablado por escrito y por teléfono. Me gustaba mucho como era conmigo, amigo con ganas de verme, pero respetuoso, atento, educado… pero el domingo, que le mostré más mi deseo de conocerlo, todo cambió, además de eso vio un vídeo, donde solo se veía mi pelo y mis brazos, porque inocentemente le enseñaba que hacía airecito en mi habitación, porque estabamos hablando del calor infernal que está haciendo y se lo mandé, y en que hora… me preguntó si estaba en bolinguis, como él dice, y le dije que si, que siempre duermo así, soy sincera y no me pareció nada malo, y más a él que era como era. A partir de ahí ya no ha sido el mismo, todo el tiempo diciéndome que si no puede dormir por mi culpa, que si quiere un masaje, bla bla. Después de esto, yo ya ni tengo ganas de conocerlo, porque es más de lo de siempre, pero a lo que voy es que sentía dependencia de él, por su atención y su apoyo, me ayudó mucho con Sukhi, y estos días al ver su cambio de actitud, algo en mi quería excusarlo incluso, justificar sus comentarios, pero no, muchas veces lo hice con mis amores, incluso con excusas del alma: que si su niño interior lo necesita, etc etc… pero ayer no, recordé lo que dijo Karla del apoyo, y me dije: hoy me doy apoyo yo y esta vez no hay excusas de ningún tipo. Me caía bien, me gustaba mucho, pero esto no es lo que quiero en mi vida y ayer empecé a cortarlo, él hoy sigue intentando darle la vuelta a mi negatividad, como él dice, pero yo ya no estoy por la labor. Tiene 44 años, no tiene hijos, y la vida le ha ido muy muy bien, y no sabe enfrentarse a una negativa creo yo, pero yo tengo muy claro lo que quiero, y sobretodo lo que no quiero, y tal vez haya algo de orgullo en mi, pero sobretodo soy honesta conmigo misma.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s