Skip links

OSTEOPATÍA Y MOVIMIENTO (CAP. 13)

Hoy es un día grande para mi, mi mente científica, analítica y pensante necesita entender, comprender, razonar y solucionar, soy así inevitablemente aunque ahora más que buscar encuentro; dejé de buscar desesperadamente y desde entonces fluye el encuentro sin esfuerzo, sin desgaste.

El otro día fui a Alfredo Navas, Alfredo es osteópata y me lo recomendó, acertadamente, una chica en el Baño de Sonido al comentar lo de mi dolor y limitación lumbar.
La definición de Alfredo de la Osteopatía me parece muy acertada además de ser muy fiel a su terapia, que no solo es eficaz sino prácticamente indolora.
«La Osteopatía trata las disfunciones de movilidad de los tejidos que provocan lesiones y perturban el estado de salud del organismo
https://g.co/kgs/5hVL5q

Alfredo me dijo que tenía el hígado inflamado así que empecé a investigar a ver qué descubría porque según mi último análisis con la Quantum mi hígado no estaba graso, estaba corregido porque me lo he estado tratando con suplementación. Me volví a hacer la máquina y seguía bien, pero en otro apartado vi que tengo la bilirrubina alta y ahí hay una disfunción en el hígado que será la que posiblemente causa la inflamación.

Hoy he estado leyendo muchas cosas, entre ellas que el hígado se puede inflamar por estrés, que mi cansancio puede estar relacionado con él, que el sobrepeso también se puede dar a causa del malfuncionamiento del hígado y que incluso el dolor de espalda puede tener su raíz en problemas de hígado. El tema es que en una analítica de sangre no me sale nada de todo esto porque todo está dentro de los límites de la normalidad, pero yo me he puesto manos a la obra; de momento me he pedido un limpiador hepático con boldo y seguiré yendo a terapia con Alfredo, además de trabajar Integración Emocional y Yoga Orgánico en él y de hacerme analíticas completas de mi sistema hepático por mi cuenta para ver si hay algo más.

El conflicto emocional del hígado tiene que ver con varias cosas, entre ellas la ira, el miedo a la carencia de lo indispensable para vivir, el sentimiento de desvalorización y la necesidad de reconocimiento, pero me ha llamado la atención leer que lo que nos dice Juan Luis Guerra en su canción es más real de lo que creemos, el mal de amores puede influir en una subida de bilirrubina si produce saturación y desborde emocional.
https://youtu.be/34u7EJHDzOA

El caso es que puedo ver qué mi inflamación abdominal tiene otro porqué además de mi disbiosis intestinal o alteración de la microbiota, y que mi dolor y limitación lumbar y el dolor de costillas de mi lado derecho, que también he padecido en los últimos meses, tienen una raíz visceral más allá de mis huesos y mis músculos.

Feliz por entender un poco más acerca de lo que me pasa, feliz porque puedo poner el enfoque más allá de donde creía. Gracias Alfredo.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.