Skip links

LA FUERZA DE LA CONFIANZA (CAP. 16)

ENCUENTRO CON TU NIÑA CREADORA
SEMANA 8 DÍA 5

Hoy me he despertado con la necesidad de escribir a un antiguo amor, uno de esos imposibles y pasionales de los de ida y vuelta una y mil veces. Lo sentía en el corazón y como tantas veces me ha sucedido durante once años, he sentido que él también me necesitaba; siempre he sentido que entre él y yo había un pacto de almas, y los primeros años seguía ese sentir, pero es una historia complicada y yo cada año me he ido liberando más de mí misma y de mi dependencia, así que los dos últimos años si lo he sentido, simplemente he conectado con él y le he enviado energía o un abrazo del corazón; algo más es solo dañarme a mí misma, así que lo que he sentido hoy me ha sorprendido la verdad porque sentía que era importante vernos.

Al principio me he dejado envolver por esa bella y poderosa energía pero inmediatamente me he vuelto a negar tener cualquier contacto con él, le he enviado energía y amor, pero la necesidad se mantenía fuerte, incluso me he justificado el verlo y ahí he dudado, pero me he dicho a mí misma que aunque estuviese equivocada iba a mantener el compromiso conmigo de no estar con una persona con la que al final siento dolor por mucho que la ame; de repente he sentido una fuerza infinita unida a mi poder personal, ha sido mágico.

Me he preguntado cuando perdí la fuerza en relación al amor de pareja siendo niña, que para mí es la fuerza de la confianza, y ha aparecido una imagen, yo tenía unos diez años y me crucé con mi amor de los seis años, que se había ido del colegio, y giró la cabeza, aquello me hizo sentir muy triste y también me hizo pensar que tal vez nunca me había querido. Años más tarde nos vimos y me aclaró las cosas, simplemente sintió vergüenza al verme, además éramos solo niños, pero aquel sentir ya había afectado a todos los amores que vinieron después.

Hoy recupero esa fuerza del amor y de la confianza en mí y en los demás, reafirmando que jamás volveré a permitirme estar en una relación que no esté acorde con mis valores por mucho que lo sienta en el alma, ni en una donde no me sienta plenamente satisfecha, pero sin acorazar el corazón, me doy cuenta de que en las relaciones también usé el orgullo como fuerza muchas veces.

Muchas gracias Carmen, un abrazo grande para todas y feliz día.

Foto de Pixabay

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.