LA CARA DEL ALMA

MI LUZ Y MI ALEGRÍA (CAP. 10)

Nunca me canso de repetir que yo no di a luz, la luz me llegó con el nacimiento de Arón, mi “león guerrero”, mi “cofre iluminado” y nunca mejor dicho, gracias a él Soy yo en esencia, gracias hijo por remover todo mi ser e iluminar mi vida.

Con Noa llegó la alegría, una energía nueva, auténtica como tu hija, desde el primer instante de tu nacimiento… mi maravillosa rebelde sin causa, mi pequeña maestra.

Recuerdo que en tu nacimiento hijo, fue la primera vez que me sentí importante en mi vida, en el tuyo mi P, además, orgullosa de mi misma. Dicen que uno tiene que amarse a si mismo, yo comencé a amarme a través de vosotros, gracias por ello, vosotros también me distéis la vida.

Es duro que tu hijo te diga que ha tenido malos pensamientos en su juventud, también que tu hija se sienta morir después de decidir separarte de su padre, creo que es de las peores cosas que puede sentir una madre, pero no me siento un fracaso, se que elegistéis que estos pasos estuviesen en vuestro camino, para saber lo que se siente y superarlo, además de que sabéis que siempre estoy ahí para escucharos igual que vuestro padre.

Recuerdo cuando me dijiste a los cinco años, después de una bronca, “ves mama, ya sabía yo que no quería nacer porque me iba a pasar esto”, recuerdo tu don, tu miedo infantil al ver a tu abuelito cuando nadie más lo veía. Contigo hija no es un recuerdo, son muchas las veces que en conexión directa me dices cosas que me llevan a mi eje en un periquete.
También recuerdo cuando los dos, a los ocho años, la edad del número infinito, me dijistéis, uno que la vida era como un sueño, y tu mi niña, que la vida era como un sueño también donde tu eras la protagonista.

A los 14 me pediste irte con tu padre para que te pusiese límites, a los 12 tú para que te echase bronca, gracias por ser siempre mi guía hijos.

Nunca olvidaré que a pesar de lo difícil que fue a veces tu adolescencia, me dijeses hijo que darías la vida por mi, yo sin duda daría la mía por vosotros, pero que me dijeses eso hizo que jamás pueda dudar de lo mucho que me quieres, aunque en mi corazón lo se desde que vi esos ojos grandes y curiosos encima de mi pecho el día que naciste. Que decirte a ti amor, que nunca dejas de darme las gracias y de repetirme lo buena madre que soy, yo jamás hubiese podido imaginar que fueséis tan maravillosos los dos, aunque tu Arón, quizás aún no lo sabes.

Sé hijo que atravesarás todos tus miedos, y vivirás libre de ellos como tu hermana, es solo cuestión de tiempo, y mientras sigan ahí será con un propósito, estoy segura.

Es curioso, pero anoche pasó algo que confirma lo que creo, ayer en la cena de Nochebuena se bebieron una botella de vino blanco, menos una copa que me tomé yo, Arón empezó a beber muy tarde, a los veinte si no recuerdo mal, pero le afecta, Noa no bebe nunca y no le afecta el alcohol, lo vi cuando en mi cumpleaños se tomó una jarra de cerveza con limón y era la primera vez que bebía y no le hizo nada, ayer se confirmó. Siempre he asociado el alcohol a los miedos, y ella no tiene, por lo tanto no altera su consciencia. Esto lo vi ya hace años, Jose, un amigo mío, me contó que en su juventud se había drogado igual que todos sus amigos, pero que a él nunca le afectaba, que era extraño. Jose es un chico auténtico, ni carente en su infancia, ni sobreprotegido, en su Ser. Yo las drogas las asocio a las personas que están muy alejadas de su Ser, como Jose no lo estaba, como su cerebro tenía todos los químicos que el cerebro necesita, las drogas no alteraban nada en su psique. Para mi sin duda tiene sentido.

Nadie mejor que un hijo, que una hija, para ver quien soy en mis adentros, para ver mi luz y mis sombras, nadie mejor que ellos, en mi caso al menos, para ser mi fiel reflejo tantas veces y para iniciar el camino de transformación desde el amor, en ellos tenemos mucha luz y muchas respuestas.

Este año iba a cenar sola, gracias hijos por ser mi mejor regalo de Navidad hoy y cada día de mi vida desde vuestro nacimiento. Os amo con todo mi corazón y con toda mi alma. Feliz día de Navidad!

Photo by Rene Asmussen on Pexels.com


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s