LA CARA DEL ALMA

FELIZ AÑO NUEVO (CAP. 14)

Y ya estamos en el nuevo año, un 2021 cargado de esperanza, dejando atrás a un 2020 muy poco querido al que quiero ponerle mucho amor.
Este 2020 ha sido un año como cada uno de los años de nuestras vida, aunque sin duda ha habido sucesos especiales, que han roto nuestras rutinas, a los que los seres humanos les hemos puesto una intensa y comprensible carga emocional.

Los demás habitantes del planeta lo han vivido como siempre, es por ello que me parece importante poner una visión positiva en todo esto.
Lo sucedido ha sido muy duro en muchos sentidos, hemos sufrido muchas pérdidas, y las peores las irreparables, también muchas materiales que han trastornado y siguen afectando a muchísimos hogares. Pero ha sido un año en el que la humanidad, en general, ha sido más humana, valga la redundancia, y ha estado más unida que nunca en el planeta entero, en el que se han asentado valores, un año en el que hemos bailado con la empatía, con la solidaridad, con la generosidad, con los buenos deseos hacia los demás y hacia nosotros mismos, desde esa mirada interna a la que las circunstancias nos han llevado y que era tan necesaria para evolucionar. También ha sido un año de mucha limpieza de miedos inconscientes, de sanación transgeneracional y kármica de memorias, pero eso es otra historia.
Lo sucedido en 2020, algo tan dual como el propio número del año, nada es por casualidad, nos está ayudando a alinearnos, del mismo modo que se alinearon cinco planetas del sistema solar a primeros de año, somos parte de un Universo en sintonía y todo lo que sucede tiene un sentido, aunque a veces no sepamos verlo.
Estoy convencida de que todo lo vivido trae de la mano cambios favorables, a veces lo favorable no es lo que uno quiere, pero es lo más conveniente para el avance de todos en conjunto, y tal vez muchos no veremos muchos cambios, pero todo esto ya está dejando huella en nuestros hijos y dicha impronta seguro que servirá para que ellos se muevan en pos de un mundo mejor para el planeta al completo.

Así que yo, querido 2020 honro el paso de mi vida por todos tus días. Ayer además te despedí con algo que para mi no tiene precio, con una felicidad rebosante en mi corazón y con alegría integrada, con las mismas que recibo este nuevo año, mirando al frente, con los brazos abiertos y el corazón dispuesto como siempre. Feliz año nuevo para todos!!

Photo by Karolina Grabowska on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s