LA CARA DEL ALMA

CARTA A LOS REYES MAGOS (CAP. 18)

Hoy me he encontrado un regalo en Facebook de hace 7 años, que bonito empezar así el día.

“Hoy me han preguntado que si tenía un pacto con el diablo, lo que tenía realmente era un trauma importante, se que muchas personas critican el cambio continuo de mis fotos, pero a veces el niño o el adolescente herido nos hacen hacer cosas que no nos agradan del todo, si que es verdad que intentaba que el cambio de foto coincidiera con un cambio interno, ayer vi esta foto de Eminem, él crece pero no envejece, así que entre eso y la pregunta de hoy he decidido hacer esta publicación, con mis 16 y mis 44 años (subí una foto de Eminem donde se veía de jovencito y en la actualidad, y una mía también con mis cambios), el sueño de esa niña era no sentirse fea, y mi sentir no está ni al 50% pero ese sueño se ha cumplido, ahora me siento alguien normal. Un abrazo a tod@s, ¡ah! y para mi el secreto de la juventud esta en Ser y hacer lo que eres y lo que te hace feliz.
Lo publico no sin cierta vergüenza, pero no por quien fui, de ella no me avergüenzo en absoluto, la abrazo con el corazón y el alma.”

Y hablando de belleza, estos dos amores si hacen que una se sienta guapa, pero de lo que de verdad vale, os dejo la carta de despedida de mi sobrino al volver a casa y la de mi hija al llegar a casa … sin comentarios, solo decir que las lagrimas limpiaron mi cara en ambas ocasiones.

“Tita te echo de menos pero no te preocupes, yo siempre estare en tu corazon, te quiero y un año sin vernos para mi son dos, porque te quiero demasiado. Feliz Navidad, te quiero.”

“Hola mami te quiero, me gustas. ¿Sabias que tus ojos marrones son como una piedra? Pero una piedra que tiene alma, que sonrie y que te quiere. Una piedra que lucha, que sonrie a la vida, que sabe que ella es sabia y que puede contra todo, que nunca se muere porque lucha. Asi es mi mama. Es un poco raro. Noa”


Noa tenía 9 años y mi niño 7, autenticidad en estado puro.

La verdad es que me sentí fea en todas las etapas cruciales de la vida, y aunque es verdad que llegué a un punto intermedio, nunca lo llegué a sanar y hoy todavía me pesa, y nunca mejor dicho, antes era por mi cara, ahora es por mis kilos, el caso es que llevo esa sensación, ese sentimiento, a cuestas desde siempre. Si liberarme de la vergüenza en Develand fue mágico, no se que será cuando suelte esta carga, la verdad es que es mucho más pesada que mis kilos, se lo voy a pedir a los reyes jeje.


Ayer hice un ejercicio en la cumbre de Fabiana que se trataba de las metas, había que anotarlas y luego escribir que buscabas sentir al lograrlas. Escribí cuatro, en una buscaba sentir amor, era en la de la relación de pareja, en las otras tres satisfacción. Reconozco que nunca he podido amarme ni me he sentido satisfecha físicamente, si amo a mi cuerpo, eso si, pero no como está, y creo que mi falta de amor y satisfacción tienen mucho que ver con mis complejos no sanados, lo veo claro. Gracias Patricia Bartolomé.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s