SIENDO AMOR

PAZ INTERIOR (CAP. 4)

Hoy el día ha sido un despropósito total. Me doy cuenta de que se me han juntado un montón de cosas en las que me he sentido no solo impotente, sino mareada, de allá para acá, sin control, como una barca a la deriva movida por las olas. A medida que transcurría el día se iban sumando más y más cosas, y yo mecida en un desgaste de energía sin sentido, sin ver luz porque ni siquiera podía parar y centrarme; de algún modo es como me he estado sintiendo en estos últimos años.

Me doy cuenta de que mi economía es totalmente paralela a ese sentir. Pagos inevitables que han ido sumando y acumulando deudas y más deudas, de las que sinceramente me cuesta ver la salida, porque además han ido en aumento progresivamente, a la vez que el trabajo ha ido bajando con la pandemia y luego con la nevada, si antes tenía poco trabajo, ahora aún tengo menos. Aún así no me siento tan agobiada con respecto al dinero desde que estoy trabajando con el Workshop de Fabiana, es genial la verdad.
También sigo echando currículums, hace tres días volví a enviarlo a Mercadona, hacía falta personal en un pueblo cercano; y estoy en las ETT como siempre, pero ya me dijo mi amiga que a partir de los 40 es difícil que te cojan, así que con más de 50 ni te cuento, y eso que trabajé en un supermercado hace años, en fin…

¿Que como me siento ahora que he parado? Pues extrañamente en paz… es curioso, muy curioso…
¿Que qué ha cambiado con respecto a situaciones parecidas a la de hoy? Sin duda mi actitud, mi forma de verlo, pero no solo eso, también me siento mejor porque esta vez no me siento sola, como te digo es curioso, muy curioso…

Estoy teniendo muchos problemas con la edición de los libros, pero mi editora está ahí, y no solo haciendo los posibles para solucionar las cosas, sino con sus ánimos.
Con el covid no podemos usar los probadores y Noa necesitaba ropa, pero le iba pequeña y hemos tenido que ir a cambiarla, y el centro comercial estaba un poco lejos, pero mi hija no ha puesto la más mínima pega y se ha venido conmigo a cambiarlo tan contenta, me ha sorprendido gratamente, últimamente estaba bastante rebelde.
Hoy también la he llevado al instituto, y nada más llegar a mi casa me han llamado y he tenido que volver a por ella porque le dolía la cabeza, hay mucha precaución con lo del covid y lo veo normal, pero te lo digo por lo de los viajes arriba y abajo, aunque ha valido la pena, el jefe de estudios ha sido muy amable y además hemos estado hablando un rato y he visto su interés por Noa.
Pero eso no es todo, al final hablé de nuevo con Daniel, tuvimos una charla de tres horas y se sinceró conmigo, me confesó que si estaba un poco frío es porque no quiere hacerme daño y darme algo que tal vez luego tenga que quitarme, le dije que eso me hacía más daño. Yo también le he dicho alguna vez que tampoco lo veo como mi pareja definitiva, siempre he sido realista y él quiere tener hijos algún día y yo ni tengo edad para ello, ni quiero tener más, pero estoy muy agusto con él y lo quiero un montón, y se lo volví a decir, y también le dije que quien sabe lo que va a pasar mañana, que igual me muero… entonces me dijo que me quería, que habíamos sido tontos los dos y que necesitaba la conversación que tuvimos al igual que yo. El caso es que no pudimos vernos por el covid, luego tuvo problemas de salud, después la nevada y ahora que nos ibamos a ver después de más de cuatro meses este fin de semana, voy a pasar la ITV del coche y me dicen que me lo inhabilitan hasta que arregle unas cosas que tengo mal. Pero ¿sabes? él está ahí como nunca, pendiente, presente y poniendo todo de su parte para que nos veamos.
Encima mi mecánico que está hasta arriba de trabajo, al final me coge el coche antes de lo esperado.
Esta tarde también he tenido que ir al dentista dos veces, llevo aparatos y todo se ha retrasado mucho por el covid, si no fuese por eso ya habría terminado hace meses, pero el trato que me dan es maravilloso y me han ayudado mucho con los pagos, comprendieron mi situación laboral y me lo han facilitado mucho la verdad, pero como te digo hoy sin parar tanto mental como físicamente.
¡Ah! y luego está mi abogada, que hoy también me ha escrito pidiéndome papeles para un tema de una tarjeta revolving de hace quince años. Mi cabeza estaba ya que no daba para más, totalmente saturada, pero ella más de lo mismo, dándome todo su apoyo y ayuda.

Así que ¿como no voy a sentirme en paz? Dicen que uno debe encontrar la paz dentro de sí mismo, y se que hay que trabajar para que se instale en nosotros, es lo que llevo haciendo durante mucho tiempo, pero para mi la paz auténtica es la puedes sentir no solo en ti, sino en interacción con los demás que al final es lo más difícil.

Photo by Steve Johnson on Pexels.com

4 comentarios sobre “PAZ INTERIOR (CAP. 4)

    1. He publicado dos libros en Amazon, también están en el blog, en el menú están los dos, lo único que a la inversa por las entradas, ya sabes.
      Los dos son ‘La brújula de lo infinito’ y ‘La cara del alma’ y son parte de una serie del mismo nombre que mi blog y página web.
      Si me los compartes te lo agradecería mucho. Un abrazo grande 💜🤗

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s