LA MAGA ESTILOGRÁFICA

ALMAS GEMELAS (CAP. 9)

Acabo de volver a leer un bonito fragmento de ‘Come, reza, ama’ de Elizabeth Gilbert:

“_No me estoy riendo, de hecho estaba llorando. Y por favor no te rías de mi por decir esto ahora, pero creo que la razón por la que me cuesta tanto trabajo olvidarlo es porque seriamente creo que él era mi alma gemela.
_Y probablemente lo era. Pero tu problema es que en realidad no entiendes lo que esa palabra significa. Las personas piensan que una alma gemela es tu molde perfecto, y eso es lo que todos quieren. Pero una verdadera alma gemela es un espejo, es la persona que derrumba todo aquello que te mantiene de pie, la persona que hace despertar tu atención para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es probablemente la persona mas importante que conocerás, porque derribará tus muros y barreras y te sacudirá, haciéndote despertar. Pero ¿hay que vivir con tu alma gemela por siempre? ¡Nah! Demasiado doloroso. Las almas gemelas, llegan a nuestra vida solo para revelarnos un nivel de nuestro interior que no conocíamos, y después se van. ¡Y gracias a Dios por eso! Tu problema es que no puedes dejarlo ir. Es el fin ¿entiendes? Su propósito era despertarte, sacudirte, hacer tan imposible esa relación que terminarías por irte, separarte de tu ego, mostrarte tus obstáculos y tus adicciones, romperte el corazón para que nueva Luz entre en él, hacerte sentir tan desesperada y fuera de control que como consecuencia algo en tu vida cambiará, para después introducirte con tu maestro espiritual y vencer el reto. Ese era su trabajo ¡y lo hizo muy bien! Pero su trabajo ya terminó. El problema es que no puedes aceptar que la relación haya sido tan corta. Eres como un perro abandonado, estás lamiendo el plato de agua vacío, tratando de encontrar alimento donde ya no lo hay. Y si no tienes cuidado, eso puede estancarte para siempre y hacer tu vida miserable. Así que déjalo ir…
_¡Pero lo amo!
_Pues amalo.
_¡Pero lo extraño!
_Pues extráñalo. Cada vez que pienses en él, mándale Amor y Luz, después deja ir el pensamiento. Solo tienes miedo de dejar ir los últimos pedazos de él porque después de eso… estarás sola. Pero esto es lo que tienes que entender. Si despejas todo el espacio en tu mente que ahora estás usando obsesivamente en esta persona, tendrás la perfecta vacuna, una espacio libre, una puerta. Y adivina que traerá el Universo por esa puerta. De pronto mucha Luz entrará, Dios entrara, y te llenará de tanto amor como jamás lo imaginaste. Así que deja de usarlo para bloquear esa puerta. Déjalo ir…”

No solo lo creo, lo he vivido, y en varias ocasiones. Me siento afortunada de haber ido coincidiendo, en cada paso de mi historia, con cada una de las almas gemelas con las que un día firmé un pacto. Gracias bonitos míos, gracias por traer la magia a mi vida.

Espero encontrarte algún día y que tu si te quedes…

Fotografía de Madeline Bassinder en Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s