LA ALEGRÍA DE SENTIR

ASCO (CAP. 17)

Ayer fue un día raro, en la clase del lunes de Shivani le dije que había sentido que conectaba con el asco, es la emoción física del rechazo.
Shivani nos explico que hay emociones que son totalmente físicas, nunca lo había pensado, me gustó mucho la clase.
A partir de una propuesta que nos hizo en la que nos preguntó ¿qué sentirías si vieses a tu última pareja con un bebé y con su nueva pareja? primero me alegré por Daniel, tiene muchas ganas de tener una familia y lo primero que pensé fue: ¡por fin lo ha conseguido!
Shivani nos sacó de lo externo y nos volvió a preguntar ¿pero tú que sientes? Me sentí estafada y despreciada, Shivani me dijo que eso era del plano mental así que respiré y entonces me sentí rechazada y después muy triste, así que empecé a integrarlo. De repente apareció un recuerdo de mi primer amor, volví a sentir la tristeza de aquel momento pero también sentí el rechazo que reprimí cuando se casó. A mis 16 años me había dicho que qué pena no tener 22, porque éramos muy jóvenes y sabía que nuestra relación se terminaría. El caso es que aún somos amigos y también soy amiga de su segunda mujer, pero eso es otra historia, que me voy por los cerros de Úbeda jeje. El caso es que este capítulo de mi vida estaba pendiente de liberar, por eso apareció en el ejercicio.
Era importante encontrar ese rechazo pero fuimos más allá porque el rechazo pertenece al plano emocional y ahí fue cuando encontré el asco. Shivani me dijo que eso sí, y que además está muy relacionado con el sistema digestivo, mi gran problema ya sabes.
Transmigré a mi abdomen y estaba lleno de asco, pero al seguir trabajándolo vi que en todas las células de mi cuerpo había asco. Reprimí el asco en el episodio con aquel hombre al obligarme a tocar sus partes, pero mi cuerpo se inundó de él, así que he sido un asco andante toda mi vida jaja madre mía…

El viernes hice un taller con Elsa Farrus y se movieron cosas de mi transgeneracional, de mis ancestros, pero al final del taller volví a sentir ese asco aunque no profundicé en él.
Ayer por la mañana toda yo era ‘Asco’ puro, es como si hubiesen amplificado mi asco un 1000%. Me sentía un asco y todo me daba asco, asco en cualquier recuerdo de cosas que viví que rechazaba en parte, asco si me sentía mínimamente ignorada, por supuesto también cualquier suciedad era mucho peor que antes, es como si lo sucio lo viese con un microscopio donde todo se agranda.
Me lo dejé sentir pero fue muy desagradable, además de sumirme en un caos total que aún me dio más asco. Elsa me dijo que era normal porque al canalizar mi sensibilidad se veía aumentada, además de que estamos atravesando un momento intenso por la tormenta solar, el caso es que fue una experiencia asquerosamente intensa.

Te he dicho que fue un día raro; raro no, lo siguiente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s