Skip links

FLEXIBILIDAD (CAP. 25)

Hoy día de eclipse potente me doy cuenta de algo importante, llega un momento en el que hay que soltar totalmente la necesidad de entender con la mente; y ya no es sentir desde el corazón, porque puede estar herido, sino desde el Ser. Y para Ser no solo hay que sanar sino sobre todo hay que confiar profundamente, porque tú puedes Ser mientras estás sanando.
Parece paradójico ¿verdad? Puntualizo algo para que se entienda mejor, el Ser esencial contempla la sanación, tiene en cuenta que es necesario un proceso de autoliberación de la mente, y el Ser sabe que la dirección para evolucionar y Ser de forma sostenida es atravesar el proceso de transformación en el que la mente se desconecta.

Pero ¿qué mente se tiene que desconectar o desprogramar? y primero de todo ¿qué es la mente? Muchos piensan que cerebro y mente es lo mismo; yo misma hace tiempo, bueno la verdad es que ni siquiera me lo planteaba jeje; pero no es así, el cerebro es biológico, es orgánico, entendiendo biológico como parte de la naturaleza y orgánico como terreno físico y tangible, y tiene muchas funciones; además según los estudios tenemos un segundo cerebro físico en el sistema digestivo, en nuestras vísceras, y lo que vivimos si no lo digerimos, y ya no hablo de los alimentos sino de nuestras emociones, afecta a dicho sistema físicamente y también a nuestra razón porque en los dos cerebros hay neuronas que nos ayudan a razonar y a comprender.
La mente por otro lado, según el diccionario es tanto el conjunto de capacidades intelectuales, como la parte del ser humano en la que se considera que se desarrollan dichas capacidades; y dichas capacidades se ven afectadas por los razonamientos y comprensiones de nuestras experiencias, que se sienten en las vísceras y se graban en nuestro cerebro.

Por lo tanto y a mi modo de ver, autoliberar la mente no significa deshacerse de ella, es imprescindible para Ser, no podemos funcionar sin mente, eso sí, es importante que sea una mente funcional. A veces he hablado del Ego disfuncional, para mí es la individualidad que somos todos y cada uno de nosotros con una mente disfuncional, que es una mente alterada o deformada.
¿Y cuál es la mente funcional? pues hoy he descubierto en la página de la Escuela Superior de Negocios de Monterrey que según la psicología hay tres tipos de mentes: la mente líquida de la que nos hablaba el sociólogo, filósofo y ensayista Zigmunt Bauman, que también habla de sociedad líquida, y que es una sociedad con una mente voluble, despersonalizada, no comprometida y que se deja llevar; la mente rígida, que es la que se resiste a los cambios; y la mente flexible, que es una mente adaptativa, creativa, con valores, con sentido del humor, social, respetuosa, empática, abierta, curiosa, virtuosa y en paz con uno mismo.
https://www.escuelasuperiordenegocios.mx/post/hay-3-tipos-de-mentes-que-nos-distinguen-cu%C3%A1l-es-la-tuya
Para mí la mente funcional es la mente flexible, la mente del ‘cero’, la mente del camino medio, la que no necesita entender porque está conectada a la esencia, a la Fuente Universal, así que no significa que no tenga que existir, sino que está en comunión con lo sagrado y Es desde ahí; por lo tanto es de la mente líquida y de la mente rígida de las que nos tenemos que liberar. Es desde la mente flexible en libertad, sin el obstáculo de las otras mentes, desde donde podemos Ser de forma sostenida, es en ella donde está nuestro Poder Personal y también la base de la cocreación o ‘creación conjunta o colectiva’.

Hoy me he dado cuenta de que coexisten las tres en mí y aunque mi mente flexible predomina porque siento paz interior con solo respirar profundo, las otras dos son muy potentes cuando se manifiestan, sobre todo la mente rígida porque tiene mucho miedo y es muy dominante, aunque la mente líquida también puede ser muy perjudicial porque grita menos pero es la que me genera duda, contradicción, falta de claridad, confusión e inestabilidad en algunos momentos; así que ya tengo trabajo, discernir y desmontar a mis dos amigas jeje. ¿Y como lo hago? con atención plena, observación, elección, decisión y firmeza; si aparece un malestar, un juicio o una crítica dolorosa, me siento en lucha o me cuesta mucho tomar una decisión, me pregunto cuál de las dos mentes obsoletas se impone y me flexibilizo para llegar a la calma.

En busca de la flexibilidad… feliz porque siento que ahí está la gran clave de la simplicidad de la vida.

Ah, una cosa más, me dijo Alfredo, mi osteópata, que en mi lado izquierdo, el lado del pasado, tenía bloqueado el astrágalo, que es un hueso del tobillo, y que mi temporal se resistía al movimiento el primer y segundo día; me contó que mecánicamente ambos están relacionados, que funcionan al tiempo.
El tobillo nos habla de dirección en la vida y el lóbulo temporal, que es donde está la región más importante de todo el cerebro para las funciones intelectuales superiores, nos habla de la comprensión del lenguaje entre otras cosas; creo que sobran las palabras como muchas veces digo, veo claramente cómo mis heridas, incomprensión y resistencias se manifestaban también en la tracción de mi cuerpo, lo cual me llevaba a vivir con un exceso de esfuerzo, que es de lo que siempre nos habla Tere en ‘El punto de vista del Cuerpo’, de la importancia de minimizar el esfuerzo’.

Y sin necesidad de entender entiendo que buscaba la estabilidad fuera cuando está dentro de mi propia flexibilidad.

Foto de Jo Kassis en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.