LA BRÚJULA DE LO INFINITO

AMARGURA (CAP. 15)


Si hay una reina ladrona de alegría esa es la amargura.
No hay intención positiva en ella, es un cúmulo de emociones que se alimenta de si misma, un cocktail de negatividad, pesimismo, orgullo, falta de Fe, envidia, frustración, rabia, resignación, odio, sentimiento de fracaso, de soledad, etc etc.
Si la observas también tiene efectos físicos y gestuales, entrecejo fruncido, mandíbula apretada, tensión muscular…
Y bueno, aunque no tiene una intención positiva, es simplemente una manifestación de tu forma de caminar, si tiene algo positivo, es fácil saber que estás amargado, se siente muy claramente jeje.

Y como salgo de ahí? como cambio de camino? no digo como la combato, porque combatirla es entrar en lucha y eso me puede generar más frustración y sensación de fracaso. Pues simplemente la observo, dejo de culpar al exterior y me reconozco en ella, la admito, la acepto, la dejo ser, integro todas las emociones que van de su mano y me centro en generar alegría, me desvío de su camino, elijo caminar sin ella.

Que nos lleva a sentir amargura? que me lleva a sentir amargura? desde mi experiencia, sentir que mis deseos no son cumplidos, sentir que mi vida tiene más sufrimiento que placer, sentir que no puedo compartir lo que soy, sentir que no soy útil, sentir que por más que me esfuerzo no tengo resultados positivos en mi vida y que aquellas cosas que no me gustan en ella siguen ahí, sentir que por más que doy, no es que no reciba, sino que lo que recibo me daña…

Y si soy consciente de que mi camino es amargo? si yo misma me robo mi alegría, que puedo hacer para desviarme de ese camino? esa es la cuestión.

A veces solo es un cambio de visión. Justo hoy la clase del seminario de Shivagam hablaba de manifestación y he obtenido muchas respuestas respecto a la amargura. Me he dado cuenta de que siempre me ha gustado más dar que recibir, pero también he reconocido que en un momento de mi vida sentí que también necesitaba obtener, lograr… y me enfoque más en eso que en dar, me fui al otro lado de la balanza de algún modo.
Shivagam dice que desde que nacemos estamos manifestando, la propia vida es manifestación, es creación, dice que no tenemos que esforzarnos en manifestar porque lo hacemos continuamente.
Pero también explica que la manifestación no se trata de recibir sino de dar. Nos ha dicho que Dios, que es el gran Creador, lo que hace es dar, él crea, él manifiesta, pero no para obtener, sino que da, crear es dar, crear es producir no recibir, la propia palabra lo dice.
Y es importante recibir también, aceptar lo que recibo, pero eso puede suceder o no, yo creo, yo manifiesto desde el deseo de dar, el acto de crear va de dentro afuera, crear es una fuerza que tiene que ir hacia afuera, no hacia dentro, y en ese acto posiblemente reciba después, incluso puede que reciba algo que a priori parezca negativo pero que seguro me traerá un aprendizaje; pero lo positivo es enfocarme en qué tengo para dar, qué quiero dar, de lo contrario, si solo me centro en recibir, en lograr, en obtener, que nacen de la necesidad y no de la elección que me permite el Dar, puedo caer en el camino de la amargura.
Es un acto de Fe creer que si te enfocas en dar, recibir es uno de los efectos secundarios de dar. Además si eliges Dar tus creaciones nunca podrán dañar a nadie, ni siquiera a ti mismo.

Según Shivagam, si quiero un buen trabajo me enfocaré en lo que puedo aportar a ese trabajo desde el amor, si quiero una buena relación de pareja me enfocaré en qué quiero aportar a esa relación, en el amor que vamos a intercambiar. En vez de enfocarme en el recibir desde el vacío que siento y en huir del sufrimiento, me enfoco en la alegría y el bienestar que voy a crear desde el dar.
Y para recibir desde ese dar, porque también tengo deseos como humano, sin olvidar que crear es un acto de igualdad y no de egocentrismo, desde mi poder personal de creación pongo ese deseo, pongo la intención, la pasión, la determinación y luego me rindo y suelto el control dejando que la Naturaleza encuentre la forma de que esos potenciales se manifiesten. No podemos controlar como van a ser las cosas exactamente, no podemos ser arrogantes, tenemos que entender que la Naturaleza es más grande que nosotros, que nos sobrepasa y que ella sabe la mejor manera, la más favorable. Y puedes llamarlo Naturaleza o Universo, o como prefieras, lo importante es que no se trata de pedir para recibir y que las cosas me sean dadas, sino de responsabilizarme en dar y en crear y desde ahí que la Naturaleza utilice los mecanismos que considere para hacerlo posible, porque eso no me concierne, ella sabe más que yo y encontrará la manera más apropiada, y en eso también hay belleza.

Grandiosas enseñanzas para alejar la amargura de mi camino, infinitas gracias Shivagam. https://shivagam.com/es/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s