MUJER DE ALGODÓN Y LUZ

RENCOR (CAP. 7)

El otro día volví a escribir a Daniel, le dije que sabía que no me iba a responder, pero que esperaba que estuviese bien en todos los sentidos y que me apenaba terminar de la peor forma posible. También le dije que ya no le molestaría más, que borraba su número, finalmente le mandé un abrazo desde el alma.

Le escribí sobre todo porque se que no está pasando un buen momento, pero hoy he descubierto que había algo más en mi inconsciente que no quería soltarlo realmente.

Después de haber pasado el luto y ya no sentir tristeza, empecé a sentir mucha rabia porque no me había respondido y se me quedó un poso de resentimiento que ha ido creciendo, convirtiéndose al final en una necesidad de venganza. Esta mañana sentía muchas ganas de que sufriese por lo que me ha hecho, me he sentido totalmente víctima, no podía dejar de preguntarme porqué se ha portado así conmigo y también de darle vueltas al hecho de no poder creerme que él pueda hacer una cosa así porque lo considero muy buena gente.

Era tan intenso lo que sentía que le he puesto enfoque, dolía demasiado sentir algo tan feo, y leyendo sobre la necesidad de venganza, he visto que viene del rencor por lo que nos han hecho. He estado leyendo varios artículos y viendo varios vídeos respecto al rencor, algo que va más allá del resentimiento, porque además de un enfado persistente, unido al sentimiento de injusticia, tiene un componente de hostilidad hacia la persona, reconozco que en mi lo causa la impotencia; y bueno, aún no lo siento resuelto, pero al menos he cambiado ese sentir por la intención de soltar y perdonar todo el dolor al respecto, y no solo porque estoy sufriendo porque no me gusta sentir esto, sino porque necesito sentirme libre de Daniel y si le tengo rencor estoy atada a él, además de estar atada a la desconfianza y al victimismo, y yo no quiero sentir nada de eso, además de que con esa atadura lo único que puedo atraer a mi vida es más de lo mismo.

El último vídeo que he hecho era una meditación guiada ‘Meditación para soltar el rencor guardado y perdonar’ del canal de YouTube ‘Yo tengo Fe. Betty Paz’ https://youtu.be/TGLEgxusN3g. En un momento determinado, tenía que visualizar a Daniel, decirle como me sentía y poner perdón en todo lo sucedido, finalmente tenía que despedirme de él, y ahí he visto el problema, no quería que se marchase para siempre, así que quizás por eso inconscientemente me ataba a él del modo que fuese, incluso aunque fuese a través de esos sentimientos oscuros; solo pensar en no volver a verlo nunca más me partía el alma, lo que ahora no se que hacer con lo que siento, porque va más allá de un duelo.

¿Porqué no quiero soltarlo? Me parece raro sobre todo porque como te dije yo tampoco me veía en una relación estable con él, es realmente extraño todo lo que siento, pero por más vueltas que le doy, en lugar de llegar a la claridad se me hace más difuso. Creo que ahora que ya estoy enfocada ahí, lo mejor es dejarlo de momento, pero no se quiere ir de mi cabeza.

Me hago la pregunta ¿Y si sí se va para siempre? ¿Como me siento? (me lo dejo sentir).
Curioso, no me duele, lo acepto y no me duele.
Lo que sí he sentido es lo fea que me siento sintiendo rencor, pero fea incluso físicamente.
Me pregunto cual es la raíz de ese rencor y me entran ganas de vomitar, y me viene una imagen; cuando tenía 17 años, estando de vacaciones en casa de mi abuela, me besé con un chico, pero él quería más y yo no y lo dejamos, y entonces empezó a decirle a sus amigos, que eran amigos míos de la infancia, que nos habíamos acostado, y me sentí fatal de que fuese capaz de contar mentiras intentando fastidiarme porque también me parecía buen chico. En relación a este chico había sanado varias cosas, pero esto no lo había visto desde este punto y creo que me caló hasta en los huesos porque ahora me duele todo el cuerpo. Integro y perdono todo el dolor de aquella situación y doy gracias de nuevo a Dani por ayudarme a desenterrar cosas que aún estaban vivas. Me sentía un poco patética por haberle vuelto a escribir, pero ahora me alegro de haber seguido los dictados de mi corazón como siempre.
Y ahora, como nos dijo Adriana ayer, lo suelto todo, ya pasó y no le doy más entidad en mi ‘Ahora’.
‘Ahora’ ya no hay juicio, que es lo que ata el pasado al presente, ya no es bueno ni malo, solo algo que ya pasó y no me resta poder en el ‘Ahora’. Gracias Adriana.

Fotografía de Cottonbro en Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s