Skip links

AMIGAS ETERNAS (CAP. 20)

No hay palabras después de leer las tuyas Édera… solo agradecimiento en el corazón y el alma.

«Mi vida es siempre una carrera constante, quién sabe si algún día me darán un premio por correr tanto y rendir poco, pero todas mis maratones me llevan siempre a lugares importantes, a rincones donde mi corazón late más deprisa y mi alma se llena de alegría. Una de mis metas eres tú, mi hermana álmica, mi compañera de batallas astrales y de viajes kármicos, mis respuestas y mis recuerdos, ella es la persona más cercana a mi alma, la mujer más fuerte, sabia, valiente y amorosa que conozco, aunque ella se esconda su luz brilla intensamente y espero que un buen día deje salir toda esa luminosidad que la inunda y que recarga a todos los que tenemos la suerte de percibirla.
Brilla, eres maravilla absoluta. Te quiero muchísimo y te agradezco los ratitos juntas.»

Por siempre y para siempre mi querida y maravillosa Édera… Feliz por los momentos que nos restan en esta vida y por los de las siguientes…

Foto de Olya Kobruseva en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.