Skip links

Y LUCHÓ (CAP. 23)

«Y luchó, lucho con uñas y dientes, bailando entre sonrisas y dagas afiladas. Desafiante ante una vida cargada de sabores amargos y sinsabores con los que batalló a cada paso saliendo airosa y sintiéndose victoriosa con cada peldaño ascendido, a pesar de retroceder en tantas ocasiones, porque la vida valía la pena. Y luchando fue consciente que la vida era una sola y que tan sólo de ella dependía como vivirla, solo de ella dependía aprovecharla o tirar sus segundos, minutos y horas, solo de ella dependía ganar o perder el tiempo, lo más valioso que tenemos, el tiempo… ¿tiempo de vivir o tiempo de sobrevivir? en sus manos tenía las dos llaves de como usarlo. Luchó, batalló y se rindió, se rindió finalmente a la Paz, al Amor y a la Esperanza, se rindió al fluir de las estrellas y la magia, sintiéndose tan pequeña como una semilla y tan grande como el Todo que todos somos, una más, una más entre millones y millones de semillas mágicas, de esas que brillan en la oscuridad a pesar de la ceguera.» 25.10.2018

Foto de Antonio Friedemann en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.