ESCALADA AL CERO

EL PODER PERSONAL (CAP. 24)

Hoy me apetece hacer balance; ayer terminé un seminario con Shivagam ‘Toma tu poder’.
Nada más anunciarlo sentí que lo necesitaba en lo más hondo de mi corazón. Era por donativo sugerido, lo que significaba que integrando mi vergüenza por no poder pagarlo, podía asistir. Agradezco en el alma la gran generosidad de Shivagam. https://www.shivagam.com/es/cursos

En este seminario me he dado cuenta del gran trabajo que he hecho en estos años de camino consciente. No sólo he tomado mi Poder Personal en el sentido de enfocarme en aquello que quiero e ir a por ello a pesar de que no esté siendo nada fácil, sino en otros aspectos.
Tener Poder Personal es saber decir No cuando quieres decir No, sin sentirte culpable, también es saber decir lo que sientes de forma asertiva sin dejarte pisar y sin pisar al resto.
Tener Poder Personal es aceptar que los demás también tienen el suyo y que en la convivencia es importante escuchar al otro y llegar a acuerdos para que nadie salga perdiendo.
Tener Poder Personal es no imponer tu poder al resto, es opinar sin obligar. También es ejercerlo positivamente en algunas circunstancias.
Tener Poder Personal es poder sentir amor, poder sentir alegría a pesar de las circunstancias. Es abrazar el Silencio y la Soledad y sentirte cómodo en ellos, sin miedos pasados. Es caminar hacia tus sueños, atreverte a ir a por lo que te ilusiona o a por quién te ilusiona aunque no sepas si lo lograrás, sin miedo al rechazo o al fracaso.

Me doy cuenta de que desde el alma he ejercido poder sobre mi parte más humana, menos consciente, ha sido un largo camino de integración de mi parte espiritual y mi parte terrena y hoy entiendo mi lucha interior, mi Yo espiritual se presentó de repente y con mucha fuerza, y de algún modo me sentí sometida a mi misma  lo cual creó una autorebeldía y una necesidad de poder al sentir paradójicamente que lo había perdido, eso me hizo pisarme a mi misma muchas veces generándome división y mucha frustración y culpa, lo cual me llevó a sentirme en un bucle de sufrimiento y a vivir en una sensación de no avance. Como dice Shivagam, cuando empezamos a cambiar cosas en nosotros mismos, es normal sentir resistencias de nuestros propios hábitos, hoy veo más claro que nunca como se generó esa dualidad en mi que tanto me ha estado pesando, porque la dualidad es inherente en el ser humano, pero en mi caso ha sido un tanto extrema. Hoy puedo no solo ver desde la totalidad de mi, sino sentir, gracias al seminario, que mi alma me llevó por el camino del Poder Personal todo el tiempo y aunque ya no me sentía dividida es muy reconciliador.

Haciendo balance y viéndolo con perspectiva, puedo comprender todo lo vivido y me siento en paz, mi alma sabía más que mi yo dormido; el alma no busca éxito material sino experiencia y evolución personal, que es el éxito del corazón; busca el Poder Personal, el poder individual más elevado, la mejor versión de la existencia, aquella que también contempla al otro.

Hoy valoro mi trabajo personal y me siento bien conmigo misma, no era fácil compaginar el mundo interno que se despertó con un mundo que valora el éxito externo como lo hace. Muchas veces querer encajar con eso me ha hecho ir en contra de mi misma, porque no quería dejar de ser parte aunque mi forma de ver la vida fuese muy distinta a la de muchas personas, incluidas las más cercanas, así que me alegro de estar logrando un equilibrio en todo esto, me alegro de ser capaz de fundir mi espiritualidad con lo cotidiano; para mi es importante pertenecer al mundo tal y como es hoy, me siento muy feliz por ello.

Y una cosa más, siento que lo vivido es algo muy parecido a lo que sienten los adolescentes; la adolescencia es un etapa en la que se puede recuperar el Poder Personal en aquellas areas donde el niño pudo perderlo, la adolescencia es una oportunidad para ello; las experiencias traumaticas, algo que vive repetidamente y lo aleja de su naturaleza, incluso a veces una sola palabra de los padres, aunque no sea con mala intención, puede llevar al niño a perder su Poder Personal.
El adolescente no va en contra de sus padres, de los adultos, simplemente lucha por tomar su Poder Personal, solamente se expresa en coherencia a su corazón. El adolescente no quiere una vida de sometimiento, desea madurar libremente en base a su Ser con el apoyo y la comprensión de los que le sirvieron de referente y de ejemplo, para seguir creciendo con confianza y fe en sí mismo.

Foto de Gursharndeep Singh en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s