LA SONRISA DE MI VOZ

AZUL (CAP. 6)

Luz en la ventana, las manchas, que tan solo son las huellas de una fina lluvia otoñal, desaparecen al mirar tras los cristales, tan solo transparencia que me lleva al azul del cielo, un azul tan indescriptible como su nombre, azul cielo, porque el cielo no puede ponerse en palabras. Blancos que lo surcan a ráfagas imperfectas que lo hacen tan bello como perfecto. Una mariposa estival que no se ha equivocado de estación, errar es tan solo un concepto humano, algo que en realidad no es humano, sino tan solo otro de esos inventos del hombre. Brillo en sus alas, en el azul y en el blanco de las nubes, un brillo tan inmenso como la inmensidad del alma, un alma que realmente es inmensa porque es de todos…

Foto de Prashant Gautam en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s