LA SONRISA DE MI VOZ

360 RESPIRACIONES (CAP. 22)

¿Como no voy a creer en la magia? Te hablo sobre la Teoría Polivagal y empiezo a trabajar con mi sistema nervioso para que se sienta seguro y confiado y así de dejar de estar a la defensiva de forma crónica y justo José María Doria de la EDTe nos hace una propuesta en su reto de proceso creativo de 144 días que me viene al pelo.
https://escuelatranspersonal.com/conoce-la-edte/

«Hoy entrenamos el enfoque de la atención. Tal vez este ejercicio es uno de los más valorados en el ámbito Mindfulness, ya que por tratarse de contar respiraciones sin despistarse, conlleva grandes beneficios para estabilizar la percepción y neutralizar la dispersión mental también llamada, ‘mente de mono’. En la tradición Zen se dice que quien es capaz de realizar 360 respiraciones sin despistarse, ilumina su mente. Y aunque esto sea una forma mítica de hablar, tiene una base muy bien arraigada en lo que significa este entrenamiento tan poderoso.

Una vez sentados en postura meditativa, en nuestro particular ‘gimnasio de la atención plena’, comenzamos pausados y presentes en el ahora. Enfocados en cada respiración como si ella fuese la única, con plena consciencia solo de esa única respiración. Si al practicarlo nos damos cuenta de que nos hemos despistado, volveremos al número de la respiración en la que nuestro enfoque se perdió y continuaremos adelante hasta completar el círculo 360. Paso a paso. Cada respiración lo es todo. ¿Aceptas el desafío? A ver dónde llegas. Saborea el presente. La perseverancia trae ventura. Buen camino.»

Este es mi testimonio del ejercicio que nos ha propuesto, una gran ayuda con el trabajo emprendido sin duda.
«Pues ha sido todo un viaje, sobre la respiración 140 se me ha despertado dolor de cabeza y encadenado dolor de costillas, de brazos, etc hasta la 170 aproximadamente que se me ha acelerado el corazón, me he dicho que todo estaba bien y se ha calmado pero alrededor de la 200 he sentido ansiedad, me he vuelto a decir que todo iba bien y de nuevo calma; sobre la 240 he sentido queja, victimismo, quería salir de ahí, luego rebeldía, imposición incluso, pero he seguido y cerca de la 300 he empezado a sentir cansancio, en la 360 me he sentido muy satisfecha por haber terminado, aunque curiosamente tenía la sensación de que ya no sabía respirar de forma libre y esto es muy significativo para mi. Una gran experiencia. Muchas gracias José María.
Además me viene perfecto ahora que justo estoy trabajando con la resintonización de mi sistema nervioso para salir del estado defensivo crónico.»

Seguimos soltando defensas, seguimos respirando con confianza en nosotros mismos, en los demás y en la vida…

Foto de Elina Fairytale en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s