LA MIRADA DEL AHORA

OBSERVANDO LA SOMBRA Y ACARICIANDO EL ALMA (CAP. 13)

Ayer sucedió algo importante, surgió la oportunidad de tratar directamente mi trauma con el pederasta; además de la Integración Emocional y de otras técnicas que he trabajado, hace años trabajé la parte sexual con una psicóloga especializada en sexología pero no se resolvió del todo; esta vez espero poder llegar al fondo de todo esto y desmontarlo al fin por completo.

Es un taller con el Dr. Piñuel, pero como el costo era algo elevado para mi, lo puse a pagar en tres meses; me lo pensé mucho porque no quería más deudas y más ahora que había logrado unificar pagos, pero al final me hice las tres preguntas que me sugirió Dani: ¿Lo quiero? ¿puedo? ¿me conviene? y me apunté; a mediodía mi móvil, que era de segunda mano, dejó de cargar, así que no me quedó otra que meterme en uno a plazos en la comercializadora en la que estoy y aunque fuera poco importe me fastidió mucho porque también era volver a meterme en una deuda; me llegó un e-mail que me recordó que tocaba pasar la ITV; Noa me dijo que tenía caries, además de eso se le estan terminando las lentillas y necesita otro abrigo… por la noche se me rompió la calefacción del coche y se fundió una bombilla de uno de los focos; no le pude dar el regalo de Navidad a Noa porque era una entrada que nunca llegó y he tenido que reclamar; por la mañana había tenido que ir a urgencias porque me puse mala y me hicieron el test del covid, que menos mal que dio negativo; y para rizar el rizo, un chico que me había escrito y que no parecía buscar más de lo mismo de siempre, resulta que sí lo buscaba y además de un modo muy desagradable, así que lo que sentí fue de lo más insultante y decepcionante…

El resultado de todo esto unido a la presión que arrastro con ese trabajo de comercial que me angustia sobremanera: una sensación de frialdad aún más grande en esa parte de mi que te comenté; observé que había dejado de tener sentimientos en esa parte, en ese rincón de mi alma solo había frío y una dureza que me dio hasta miedo. Me pregunté qué habitaba en esa oscuridad, en esa sombra que ocultaba algo que ni yo misma podía sentir pero que me helaba el alma, sentí que la respuesta la tenía en mi proyección así que me hice una pregunta ¿Qué sentía esa parte que vivía en la sombra respecto a la vida? Esa parte sentía que la vida no tenía piedad conmigo, lo cual significaba que había falta de piedad en mi interior.

Me fui a dormir con mucha inquietud, pero me he despertado con mucha claridad mental, esta noche he soñado con una vida pasada, se remontaba a un tiempo en el que no había piedad, en aquella vida sufrí una tortura despiadada hasta la muerte.

Estoy convencida de que las personas que hacen daño a los demás a sangre fría, lo hacen desde una sombra así, desde una oscuridad fría, cruel y despiadada que los invade y los priva de amor, de empatía y de sentimientos; un lugar donde ya todo da igual y que nace de haber hecho todo lo posible por mejorar, de pensar que por fin las cosas pueden cambiar de rumbo y que todo sea más positivo, y ver que nada cambia; de volver a confiar y pensar que ahora sí y volver a caer y no levantar nunca cabeza; nace de una decepción mortal. Y sí, creo que ahí algo se muere en el individuo literalmente y nace un nuevo ‘yo’ totalmente despiadado cuyo dolor es tan grande que cierra la puerta al sentir completamente y supongo que hacer daño a los demás es simplemente una compensación automática; el ser despiadado no quiere infringirse más dolor a sí mismo, así que su elección es dañar a los demás.
Hay una salida más luminosa que es pedir ayuda, tratar ese sentir para desmontar esa oscuridad tan terrible, pero seguramente desde ese lugar de sombra inconsciente es difícil poder verla.

Observar todo esto es realmente escalofriante.
Al final estás navidades he encontrado en Wallapop el libro ‘Encuentro con la sombra: El poder del lado oscuro de la naturaleza humana’ y me lo he regalado, deseando empezar a leerlo y deseando que llegue el día 30 para asistir al taller del Dr. Piñuel ‘Como sanar la violación del alma’.

De momento me ha llegado la felicitación de la EDTe que me la acaricia…
«Feliz tránsito 2021-2022.
Despedimos tiempos de crisis y transformación que un día recordaremos como una frontera hacia lo Nuevo. 
Miramos adelante, hacia un 2022, con una profunda confianza en que todo lo que sucede tiene sentido y está orquestado por una Realidad Mayor que mueve los hilos del curso de vida.
La Escuela de Desarrollo Transpersonal reconoce y abraza a los más de 1.000 alumnos que en este año se han acreditado profesionalmente como acompañantes transpersonales. A todos ellos, nuestro deseo de que realicen sus anhelos en el día a día de su bella labor.
También abrazamos con el mismo regocijo a las muchas personas que en el año 2022 darán un paso en su crecimiento interior y abrirán el corazón a un vivir más pleno y feliz.
Por último, abrazamos a todas las personas de este planeta, deseando que entre todos demos un paso más hacia una Humanidad consciente, creativa y compasiva.»
José María Doria
Fundador Escuela Española de Desarrollo Transpersonal

Foto de Anna Roguszczak en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s