Skip links

YA ESTABA AQUÍ (CAP. 19)

Y se fue, y el día menos pensado estaba de regreso sin saber cuál era la puerta por la que cruzó el arcoiris.

Y se fue, y estando de vuelta sintió que había pasado mucho tiempo desde su partida, un tiempo paradójico que se había hecho tan corto como intenso.

Y regresó, y nadie percibió su vuelta, aunque pensándolo bien, tampoco se habían percatado de su marcha, sin embargo su invisibilidad ya no era la misma, para sí misma era tan visible como la luz del día y la oscuridad de la noche.

Y regresó, y el tiempo vivido en la odisea de su vida curtió su corazón y avivó su alma, ya nada era igual que antes de aquel viaje que duró una fugaz eternidad sentida.

Y se fue desnuda, y regresó vestida con los colores de la Tierra y del Cielo.

Y se fue en blanco y negro, y volvió de un gris claro esplendoroso.

Y se fue sin haber partido, y regresó sin haberse ido; solo ella, simplemente ella y sus letras que acunaron siempre su mágica vivencia tan real como la vida misma.

Ya estaba aquí, presente, sostenida, aún a veces tambaleante por sus vaivenes en el camino.

Ya estaba aquí, sintiendo cada ahora con toda la fuerza de la vida y el Universo latiendo en su corazón despierto a pesar del cansancio.

Y se fue, y regresó, y ahora estaba aquí, con la mirada al frente y el corazón dispuesto como siempre ante los nuevos retos del mañana.

Foto de Tahir Osman en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.