MUJER DE ALGODÓN Y LUZ

PARAR (CAP. 21)

«Una alumna me comentaba hace unos meses:
«Tengo que aprender a perder el tiempo»
«No sé hacerlo» – me dijo-
«Parece mentira, pero incluso cuando ya he terminado el trabajo y me siento a descansar, suelo llevarme alguna tarea al sofá»
«¡Me siento mal si no estoy haciendo algo productivo!»
Yo le dije que hubo un tiempo en que eso sabíamos hacerlo muy bien, y no éramos conscientes de ello y nos era muy fácil, casi natural…
¿¿¿Cuándo???
Sí, lo has acertado, ¡cuándo éramos niños!
¿Curioso verdad? Y el caso es que esta mujer tenía razón.
Es necesario aprender a “perder el tiempo”
Andamos todo el día ocupados en cientos de cosas…
Nos vamos poniendo excusas:
¡Tengo que recuperar el tiempo perdido!
¡Hay que demostrar a los demás lo que valgo!
Porque si paro… !qué van a pensar de mí…!
Suena como un insulto ¡perder el tiempo! ¿Cómo es eso posible?
¡No nos lo podemos permitir! ¡Tenemos que ser productivos!
Tenemos que estar continuamente haciendo cosas:
Programar, agendar, preparar, planificar… hacer y hacer…
Sí, todos estos verbos mueven la sociedad en la que vivimos.
Vamos aplazando nuestros momentos de descanso, de desconexión, de relax.
Del silencio, de parar, de VIVIR POR VIVIR…
A veces, solo se trata de eso.
Nos olvidamos de ello… inmersos en un mundo, donde todo tiene que servir para algo.
Todo tiene que ser rentable.
Nos exigimos más de lo que deberíamos. NO sabemos parar.
Majo G. Cascales». https://majogomezcascales.com/

Hoy me ha llegado este e-mail de Majo que me ha encantado y que te he resumido aquí, y que me ha recordado algo de lo que un día fui consciente pero que se me olvida. Después he entrado en mis recuerdos de Facebook y he encontrado estas líneas que escribí un 22 de marzo como hoy hace nueve años y también me lo ha recordado, que sincronicidad…

«Puedes llegar a vivir como si lo hicieses en continua meditación, simplemente necesitas parar por un instante… escucharte por un momento de vez en cuando… permitirle a tu alma que se manifieste en ti. Sencillamente respirar, contemplar… también es vivir.»

Fui consciente de la importancia de parar pero sin duda al final vuelvo a caer en lo mismo muchas veces jeje. Y que curioso, la primera clase de Elsa Rebollo que haré en breve se llama ‘Parar para sanar, parar para avanzar’, más sincronicidades…

Foto de Elina Sazonova en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s