ESCALADA AL CERO

BLANCANIEVES (CAP. 15)

Hoy me doy cuenta de algo, es cierto que estando estresado, impaciente e insatisfecho cuesta mucho sentir dulzura, pero es realmente mi autoexigencia por sentirme así la que la ha ‘matado’ en mí; mi amargura por no conseguir mis metas o mis deseos también ha ayudado a ‘liquidarla’, pero sin duda el desprecio hacia mi misma en mis andanzas, como yo las llamo, y el rechazo hacia mis miedos, culpas y quejas, en mi proceso de autoliberación, en lugar de la autocompasión, han sido los verdaderos ‘asesinos’ de mi dulzura. Bueno más bien han sido como la madrastra de Blancanieves, han envenenado mi autodulzura y la han sumido en un profundo sueño.

Ayer volví a sentirla al contemplar. Al ver a un niño jugando en el parque, al ver a una pareja besándose, al ver a un grupo de chicos jugando en la calle, al mirar a las palomas en su vuelo raso… está ahí sin duda, pero esta vez no será el beso del príncipe el que la despierte, sino el beso de la autocompasión, que de momento tampoco puedo sentir; aunque agradezco a Joaquín que haya podido leerla en mi, como él dice no todo el mundo puede verla en los demás. Yo la he sentido infinidad de veces hacia mi niña interior, pero hacia esa adulta valiente que un día se adentró en sí misma, aún no puedo, seguiré trabajando los autosabotajes, me temo que es uno y de los gordos.

Ayer empecé a leer “El plan de mi alma”, lo compré hace años pero se quedó en la estantería, luego me lo recomendaron pero allí siguió, en una parte pensaba: pero si yo ya se, yo ya creo que mi alma planificó mis experiencias o muchas de ellas, yo ya creo en mis pactos de alma… pero el libro me llamaba y ayer me di cuenta de que de algún modo lo sabía, en lo profundo de mi corazón y de mi alma sí, que lo entendía, también de algún modo, en mi mente, pero no en mi sentir, no emocionalmente, y presiento que este libro me va a ayudar a ello y va a ser muy unificador; tal vez me ayude a despertar esa Compasión que no puede sentir mi Ego autoexigente.

Y ahora que pienso… estoy convencida de que ese veneno metafórico tiene mucho que ver con el arsénico que me sale en los metales pesados de la Quantum, y ese es veneno pero del de verdad…

Foto de Engin Akyurt en Pexels

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s