LA SONRISA DE MI VOZ

CURIOSO (CAP. 11)

Curioso, ayer comentaba con mi amigo y coach Dani, https://instagram.com/dani.e.coach?utm_medium=copy_link, que aunque sólo fuese en una parte de nosotros, ambos seguíamos sintiendo frustración y amargura por seguir sin pareja, pero al final de nuestra charla llegamos a la conclusión de que esa parte tenía como raíz no haber sido niños naturales, curiosos, espontáneos, sino niños con mucho control desde muy pequeños por miedo y que eso se reflejaba a día de hoy proyectado en la necesidad de tener pareja.
Muchas veces he dicho que me dolía más mi obsesión por tener pareja, que no no tenerla en sí, y mi obsesión nacía de esa pequeña parte que a veces grita muy fuerte, y que aunque ya no me invade es un incordio y me resta paz.
Pero ¿y qué tiene que ver la amargura de un niño que vive sometido bajo su propio control con la amargura de no tener una relación de pareja sana? Pues antes de formular la pregunta no tenía ni idea pero al escribirla lo he visto clarísimo, si tu no te permites ser tu, te buscas en el otro; si tu no eres feliz en ti, buscas fuera de ti pero no encuentras porque te has perdido a ti mismo; pierdes tu felicidad por no permitirte ser tu y la buscas fuera de ti, en personas, en cosas, en experiencias…

Hoy he leído algo muy bonito y certero a mis ojos relacionado con esto.
«Cuando alquien busca – dijo Siddhartha -,
suele ocurrir fácilmente que sus ojos sólo ven la cosa que anda buscando;
este alquien no puede encontrar nada, no deja entrar nada dentro de él,
porque siempre está pensando en la cosa buscada, porque tiene un fin, porque está poseído por este fin.
Buscar significa tener un fin.
Pero encontrar quiere decir ser libre,
estar abierto a todo, no tener fin.
‘Siddhartha’ de Hermann Hesse»

Yo me siento cada vez más libre de mi misma, pero es cierto que en esa parte no lo era y seguía buscando a esa persona para poder sentirme plenamente feliz; hoy soy consciente de que me he tenido todo el tiempo y que estaba ciega; y no es que tenga que enamorarme de mi, no es que tenga que quererme, como me han dicho muchas veces, yo me quiero mucho, es simplemente ‘un darme cuenta’ de algo que no veía con claridad, una percepción distorsionada de mi propia realidad.

¿Porqué un niño empieza a controlar lo que siente? por miedo a que vuelvan a hacerle daño, si ser vulnerable hace daño no puedo ser vulnerable, a veces nos pasamos la vida huyendo de la vulnerabilidad y es algo inherente en el Ser Humano.
Yo no me daba cuenta de que en una parte estaba huyendo del dolor porque me he permitido ser vulnerable de forma consciente estos últimos 22 años, por eso no lo podía ver, pero al final es lo que me ha llevado a aislarme, porque por mucho que me permitiese sentir, esa parte raíz no estaba sanada, no estaba resuelta, no estaba libre en mi.
Se que es paradójico y no se muy bien como explicarlo para que se entienda pero lo voy a intentar.
Es cierto que me he permitido ser vulnerable, pero bajo control, incluso sufrir conscientemente estaba bajo control, y eso me ha ayudado mucho pero no ha resuelto el problema raíz que ahora sí veo, y era importante verlo porque ahora sí puedo soltarlo, soltar el miedo al dolor, ahora sí me permito ser vulnerable por completo. Y llegar hasta aquí, poder ser libre de esta pesada cadena, ha sido gracias a atreverme a sentir Aquí y Ahora como te dije, sin más excusas, sin más disfraces, sin seguir buscando en el pasado, y mira, él ha venido solito, él me ha encontrado.

Algo que también me ha resultado curioso ha sido que nada más sentir esta comprensión me ha aparecido un vídeo del canal de YouTube ‘Manuel Requena-Los mensajes de tu cuerpo’  https://youtu.be/R7v4VQ6Mhvo ‘Vientre hinchado, barriguita: Significado espiritual’, habla sobre el vientre hinchado y la relación con no permitirnos ser vulnerables, sobre no permitirmos ser expuestos, me he visto absolutamente reflejada. Sin duda, das un paso y una puerta se abre sin necesidad de buscarla. Gracias Manuel.

Hoy todo va de curiosidades, pero también me ha parecido curioso algo que ha dicho Manuel, él tuvo una experiencia en la que le pegaron un puñetazo y encontró una relación entre poner el vientre duro y no sentir dolor y no he podido evitar recordar que cuando yo hacía Kárate, para celebrar que habíamos pasado de cinturón, toda la clase, uno a uno, nos pegaban un puñetazo en el estómago y para que no nos doliese lo poníamos duro y es verdad que no dolía ¿He hecho yo esa asociación inconsciente? pues no tengo la menor idea pero una de la cosas curiosas de mi inflamación, y vuelvo a lo curioso jaja, es que tengo el abdomen como una piedra, como te dije me he convertido en un tanque jaja que cosas…

Gracias Dani, como decimos siempre ‘Gran Equipo’.

Foto de Thirdman en Pexels

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s