Skip links

LA CAVERNA (CAP. 21)

José María Doria nos propone lo siguiente en el día 22 del reto: «Platón explicó nuestra limitación perceptiva señalando que vivimos en una especie de caverna. Salir de ella, significaría terminar con el sufrimiento y la dualidad. Esta salida para unos se llama ‘salvación’, para otros ‘iluminación’, para otros ‘autorrealización o conciencia de unidad’… Muchos nombres que apuntan a lo mismo: trascender nuestras mareas y vivirnos en ESO pleno y feliz que intuimos desde hace milenios. Actualmente estamos más cerca que nunca atrás de vivirlo. Crea un relato e imagina esa ‘salida’ que te libera al reconocerte amor y lucidez.»

No he puesto mente, tan solo el boli y el corazón en el papel y ha salido del tirón: «Ese día el sol brillaba en lo alto del cielo, pero dentro de mi pecho llovía fuerte y la tristeza se cernía sobre mis células; de repente un pajarillo se posó en mi hombro y al mirarme a los ojos con ternura la lluvia cesó; seguí caminando sin rumbo fijo, el pájaro había instalado en mi un deseo de libertad pero no sabía dónde buscarla; atravesé un bosque silencioso y sombrío, hacia frío y se hizo oscuro, así que decidí intentar hacer fuego sin mucha confianza en lograrlo, pero lo conseguí, aquella noche dormí al calor de una pequeña hoguera y de mi corazón, que parecía estar más vivo que nunca a pesar de sentirme perdida. A la mañana siguiente el sol volvió a nacer con fuerza y esta vez sentí una conexión con él, la tristeza había desaparecido por completo y en su lugar brillaba la esperanza; en los primeros pasos del camino una mariposa se posó en una de mis manos y una sonrisa se dibujó en mi cara, sentí algo tan inexplicable que me es imposible describirlo con palabras, algo profundo e inamovible que aún late en mi desde aquel mágico día.»

Foto de cottonbro en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.