Skip links

INSPIRACIÓN, REGALOS DEL ALMA (CAP. 10)

Pensar; el pensamiento dirige tu vida.

Sentir; el sentimiento te mantiene en el cielo o en el infierno e influye directamente en tus pensamientos.

Decir; la palabra sentencia, lo que dices o te dices condiciona y afecta al pensamiento.

Hacer; la acción tiene dos sentidos y afecta a los demás y a tí positiva o negativamente sin importar la intención, si tus acciones hacen sufrir al resto o te hacen sufrir estás creando un Karma de sufrimiento que automáticamente volverá a tí, sea en esta o en otra vida.

La intención; nuestra intención es el alimento del alma y de nuestras células, es la nutrición de nuestro Innato, una parte de nuestro ADN conectada con lo divino, la virtud, la bondad, la voluntad evolutiva son siempre escuchadas y tienen el mayor poder que existe para crear nuevos pensamientos que dirijan nuestra vida más allá del pensamiento inconsciente y programado, siempre favorables a la Unidad.

Piensa, siente, di, haz y pon tu intención en una dirección elevada y lograrás paso a paso estar en unidad contigo y con el resto.

Piensa, siente, di, haz y pon tu intención en la belleza del Silencio del Ser y conseguirás momento a momento ser cada más consciente y congruente.

Piensa, siente, di, haz y pon tu intención en el Amor más puro y llegarás a la coherencia interna, ese lugar donde habita la Paz profunda y el compromiso con La Fuente que paradójicamente te otorga libertad.

Pensando, sintiendo, diciendo, haciendo y poniendo la intención al servicio y en comunión con lo más sagrado de mí misma, llena de gratitud, con la vista al frente y el corazón dispuesto como siempre.

Foto de Nataliya Vaitkevich en Pexels

Deja un comentario

This website uses cookies to improve your web experience.