Skip links

PATRÓN SISTÉMICO PRIMARIO (CAP. 14)

Este fin de semana, como te dije, he estado en el taller de ‘Dependencia y relaciones tóxicas’ de Alexander Poraj, organizado por Ana María González de Centro Alquimia, y nos ha enseñado a través de las Constelaciones Familiares Sistémicas y de su sabiduría, que cada uno de nosotros tiene un patrón de supervivencia relacionado con nuestro sistema familiar, con el cual nos movemos por la vida y desde el que la interpretamos.

El Sistema de nuestro Ser crea este patrón desde lo más significativo de nuestras vivencias infantiles y adolescentes, y generalmente está basado en los mayores miedos de los que salimos a flote; como dice Alexander es un patrón con el que sentimos que hemos sobrevivido y que se imprime como patrón de vida para seguir sobreviviendo (es algo automático), un patrón donde la Consciencia se organiza con lo que hay, esto es lo que nos lleva a interpretar la vida en base a él; es importante reconocerlo y pararnos a observarlo porque solo desde ahí podemos modificar la mirada disfuncional instalada en nosotros.
Salir del Patrón Sistémico creado por nuestras experiencias más tempranas es parte importante del Cero, del Reset. En el Cero llegamos a un vacío donde la Consciencia tiene espacio para poder organizarse acorde a nuestra naturaleza humana en comunión con la esencia de nuestra alma y con el Todo.

He identificado mi patrón primario y es el mismo que no veía forma de sanar por completo por mucho que hiciese en todos estos años, ahora entiendo porqué; en el caso de este patrón, además de sanar las heridas que lo crearon, la cuestión era ser consciente de que mi Consciencia estaba organizada en base a él, porque se trataba de mi Patrón Primario, y desde ese ‘ser consciente’, empezar a vivir el Ahora tal cual es, porque nunca es el mismo, solo lo estaba reinterpretando; tampoco se trataba de seguir buscando que más sanar respecto a este patrón, simplemente salir de él.

Mi patrón se conformó a través de situaciones de mi niñez y de mi adolescencia pero tenía raíz en mi transgeneracional, en mi Sistema Familiar. La experiencia con el pederasta, en unión a la del que me robó la medalla del tirón, a la del atraco a punta de navaja del que logré escapar corriendo, y a la del intento de violación en la que me libré del agresor pegándole, donde en los cuatro casos en un inicio todos parecían personas amables, fueron la clave para crearlo.
«Soy inocente y siempre confío, pero al final el otro no es lo que parece y me libro de él para salvarme a mí misma»; este patrón funcionó para sobrevivir, pero se ha estado manifestando una vez tras otra y no solo con los hombres que se han acercado a mí, sino con muchas cosas en las diversas áreas de la vida, con amistades con las que me he sentido decepcionada, con los trabajos que he emprendido que parecía que iban a funcionar y al final no ha sido posible, incluso estuvo presente en ‘mi despertar espiritual’, que tampoco fue lo que creí en un principio porque sin duda estaba teñido por mi Patrón Sistémico.
El patrón también me ha llevado a crear desconfianza en los hombres y a mi obsesiva necesidad de saber que sienten los demás realmente; el patrón primario es sólo uno, según Alexander, pero de él pueden derivar otros patrones repetitivos, por vibración, que nos pueden afectar negativamente, causados por cómo vamos enfocando nuestra vida a partir del patrón primario.

En mi patrón hay una reafirmación del ‘yo puedo’ cada vez, pero no desde la autoestima, sino desde la necesidad de sobrevivir y desde el orgullo, y eso es agotador; como dice Alexander el Patrón Sistémico puede desgastar mucho, y doy fe, en mi caso además del desgaste por vivir en alerta y a la defensiva todo el tiempo, hay un cansancio añadido por la desesperación de que siempre ocurra lo mismo y no poder solucionarlo, y a mayor repetición más, esto es parte de lo que me ha llevado a vivir en ese estrés crónico que ha afectado a mi cuerpo finalmente, estoy segura.

¿Y cuando se instala el patrón? Estoy convencida que en el momento en el que se cierra la personalidad, alrededor de los 21 años, que es algo de lo que hablan las etapas de la psicología y que creo he comentado alguna vez, es cuando se forja definitivamente el Patrón Sistémico de nuestro Ser, la adolescencia es una gran oportunidad para sanar las heridas de la infancia y así poder vibrar en confianza y estar libres de este patrón de supervivencia

Al poder ver nuestros patrones de vida desde la perspectiva de las Constelaciones que nos ha mostrado Alexander, hoy soy consciente de que independientemente de que hayamos podido sanar nuestras heridas del pasado, el patrón que crea el Sistema es como una huella que marca nuestro camino, y es totalmente necesario identificarlo para salir de él. Reconocer que nos movemos desde un Patrón Primario además, es otra de las cosas que nos ayuda a soltar la proyección de culpa hacia los demás.

Es importante comprender y abrazar el patrón de nuestro Sistema porque fue nuestra manera de sobrevivir, y desde esa aceptación trabajar para liberarnos de su atadura.

‌Lo importante a trabajar al reconocer e identificar nuestro Patrón Sistémico Primario gracias a las Constelaciones desde la mirada de Alexander, porque he estado en otros talleres de Constelaciones pero desde un punto de vista distinto que por supuesto también era importante, es poner nuestro enfoque en instalarnos en el presente que estará distorsionado al verse afectado por esos momentos del pasado que nos marcaron; localizar desde que edad estamos interpretando la realidad y decirnos a nosotros mismos que ya no estamos en aquel tiempo sino en un tiempo presente donde todo es lo que es, observando y soltando también la sensación física, pudiendo así dar un salto cuántico al Aquí y al Ahora. Eso sí, como bien ha remarcado Alexander y como ya te comenté que escuché en su conferencia, estar estables a nivel interno es fundamental, así que como te decía, posiblemente será necesario trabajar nuestras heridas traumáticas con terapia, si las hay, para poder vivir el presente en plenitud; si no están sanadas será muy difícil salir del patrón.
Me alegro de llevar mucho camino hecho en este sentido, aunque como le he dicho a una compañera jovencita que no ha trabajado todavía sus heridas, no importa, si ella observa su Patrón Primario disfuncional desde ya, puede evitar la retraumatización que yo he vivido una y otra vez.

Muchas gracias Alexander, gracias también a Ana Mari y a a todos mis compañeros, los grupos no son casuales, me he visto reflejada en todos los casos que vimos en el taller y me ha ayudado mucho. Gracias porque siento que esto es un paso más hacia la libertad; ser consciente de la existencia del Patrón Sistémico ha sido un alivio para mí, puedo soltar búsqueda, control y análisis, y eso es un gran paso sin duda, ya no necesito mirarlo más, tan solo dejar de reinterpretarlo.

Foto de Karolina Grabowska en Pexels

Deja un comentario

  1. Muy interesante Olga, la verdad que nunca me había interesado por esto…y de repente llega a mí …será por algo!! Me abres una puerta a investigar al respecto. Gracias siempre. Me encanta tu escritura. Abrazo de luz.

This website uses cookies to improve your web experience.